Drones, Domótica y Big Data. Si, hablamos de Trabajo Social y de Educación Social

El escenario no puede ser más High Tech: un congreso internacional y en el salón de entrada stands con demonstraciones de drones volando sobre los asistentes.  En el coffee break tres profesionales se saludan.  Uno está trabajando con drones, el otro tiene interés por domótica y el tercero ha venido por las conferencias de Big Data. No son ingenieros, pero respectivamente un educador social, un trabajador social y un compañero con la doble titulación.  Veréis que no hace falta un DeLorean para comprenderlo.

¿En qué contextos de intervención profesional podríamos hablar de la presencia de tecnologías tan potentes?

 

Drones y educación social

dron educación social bloc professorat pere tarrésEs probable que en nuestro entorno social un dron provoque más aversión que simpatía, dado el uso bélico de esas avionetas no tripuladas. Sin embargo, su uso en situaciones de emergencias, crisis o catástrofes naturales está más que justificado, como en Nepal, donde jugaron importante papel en el socorro remoto.

Fuera de esos contextos, los drones aún nos parecen juguetes caros y excéntricos. Pero la premiación Drone Social Innovation Award destacó entre sus finalistas a un proyecto que aplica esta tecnología a un contexto clásico de intervención socio-educativa: la infancia en riesgo de exclusión social, en especial niños que se enfrentan a trastornos del Espectro Autista. Por intermedio de los drones se trabajan habilidades que normalmente son positivas en este grupo, como el pensamiento visual, pero también se busca una mejoría del campo sensorial, se trabajan las habilidades sociales y se promueve la incorporación futura de esos niños en un posible mercado laboral.  Las evidencias del éxito se plasman en su expresión artística (en dibujos donde se evalúa la reestructuración de su campo perceptivo), en sus relaciones sociales y en su predisposición para aprender.

 

Así que es perfectamente posible que un educador social se dedique a los drones… pero la innovación profesional aquí no es lograr un presupuesto para comprar drones para un determinado centro… y salir a volar en un sábado por la mañana, pasándolo bien con los niños. Implica mucho más.  Se trata de otra forma de trabajar que demanda la articulación con empresas de tecnología y el apoyo de una o más unidades de investigación tanto de tecnología como psicosociales.  Es un encaje profesional bastante novedoso, más por las interrelaciones que supone que por la tecnología en sí.

Domótica y trabajo social

Respecto a la domótica, pues esta se refiere a sistemas capaces de automatizar una vivienda, aportando servicios de bienestar y comunicación, entre otros. Pueden ser sofisticados sensores de caídas, sensores de apertura de neveras, alertas de toma de medicación, alertas de emergencia…o tan sencillos como la teleasistencia. Pero las perspectivas de trabajo en domótica pueden ir más allá de la consolidada prestación de teleasistencia, con la participación del profesional de trabajo social en proyectos interdisciplinares de desarrollo de esa tecnología o en investigaciones. La tecnificación del cuidado trae consigo cuestiones importantes (Aceros, Cavalcante y Domenech, 2013), motivo por el cual la participación del trabajador social en ese campo debe transcender la mera asignación de recursos.  Se trata de un campo promisor pero crítico, en el que se redefine la noción de cuidado y la centralidad de la red de apoyo familiar. Es aquí donde la presencia del trabajador social se justifica y se impone. Otra vez, la innovación profesional no está dada por la domótica en sí misma, pero si por la necesidad de una presencia profesional en las decisiones sobre que significa el cuidado mediado por tecnologías (Leal, Aceros y Domenech, 2012).

 

Big Data y profesionales sociales

Y finalmente sobre Big Data… ¿qué tenemos nosotros qué decir sobre la masiva cantidad de datos que circulan por Internet? ¿En qué contextos tiene sentido que un profesional de nuestro campo se relacione en ese tema?

big data profesionales socialesUn promisor campo de trabajo es el de ayuda humanitaria, llevado a cabo por instituciones tan tradicionales en nuestro sector como la Cruz Roja. Tal como se sabe, actualmente en situaciones de catástrofes, atentados o revoluciones se hace un uso intensivo de las redes sociales. Se intensifican los mensajes de pedidos de ayuda y las denuncias de todo tipo.  Las grandes instituciones humanitarias se enfrentan hoy a la dificultad de discriminar la veracidad de cada mensaje, geo localizar la incidencia y dirigir la demanda urgente al organismo responsable, dado que ni siempre es de su competencia. Hablamos de millones de tuits. Y de informáticos, es evidente.  Pero por detrás de la gestión de los informáticos está un supervisor del programa y un técnico en campo que tiene que tomar decisiones mientras le acribillan de tuits.

Así que el Big Data es un campo que nos concierne, pero hay más. Otro contexto que demanda la presencial moral del educador social y del trabajador social respecto a Big Data es el de la protección de la infancia y adolescencia en Internet.

Y aquí reiteramos el argumento: la necesidad de innovación en nuestro campo profesional no viene por un imperativo tecnológico, por los drones, por la domótica o por el Big Data como tal, pero si por las necesidades sociales no atendidas en el mundo complejo donde vivimos.

Supongo que ya tenéis una idea de por dónde va la conversación de los tres profesionales del sector social que asisten al congreso que mencionamos.  Las posibilidades de trabajo en nuestro sector son muchas, pero se necesitan profesionales con una visión de futuro y una apuesta por respuestas nuevas a los problemas sociales de nuestro entorno.

Se necesitan profesionales con una visión de futuro y una apuesta por respuestas nuevas a los problemas sociales de nuestro entorno.

Esa es justamente la propuesta de la asignatura International Perspectives on Social Innovation, que se imparte en el tercer curso de los grados de Trabajo Social y Educación Social.  La asignatura da a conocer las diferentes iniciativas de innovación social que actualmente se están diseñando, probando o utilizando en distintos países para promover bienestar social y el crecimiento económico.

El objetivo es proporcionar a estudiantes de trabajo social y de educación social una visión más amplia acerca de intervención social o la acción social, considerando que los enfoques clásicos no son suficientes en tiempos de crisis económica y social o en periodos de estancamiento. Mediante el uso de escenarios y del empleo de técnicas de la indagación apreciativa les invitamos a descubrir, soñar y diseñar un destino social por el que vale la pena trabajar. En resumo: Think out of the box. Wanna try?

Aceros, J.C., Cavalcante, M.T.L. &, Domènech, M. (2013). Identidad de lugar en usuarios de teleasistencia: un análisis conversacional. Revista Latinoamericana de Psicología, 45(1): 81-95.

Cavalcante, M.T.L.; Aceros, J.C.; Domènech, M. (2012). “Teleasistencia publica en España: consideraciones de sus efectos en los servicios sociales y sanitarios”. Educación social. Revista de Intervención Socioeducativa, 51, p.91 – p.102

Maria Tereza Leal

Maria Tereza Leal

Dra en Salut Pública. Professora dels graus d'Educació Social i Treball Social de la Facultat Pere Tarrés URL. Acreditacions ANECA/AQU.Llicenciada en Treball Social. Màster Oficial Europeu Erasmus Mundus Dynamics of Health and Welfare. Màster en Salut Pública. MBA en Recursos Humans. Llicenciada en Treball Social. Experiència comtreballadora social i com a consultora d'organitzacions no governamentals i fundacions a Brasil.
Maria Tereza Leal

Deixa una resposta

Please enter your comment!
Please enter your name here